Viacrucisshore

El 17 de febrero de 2013 ha sido un día muy triste para el mundo cofradiero de Sevilla y no precisamente porque el viacrucis organizado con motivo del año de la fe fuera suspendido por riesgo de lluvia.

Este día será recordado durante años como el día de la constatación de la vulgarización que afecta al mundo cofradiero sevillano, de la mediocridad ilimitada de sus gestores y de la adicción enfermiza que muchos cofrades tienen por ver pasos en la calle.

Por fín hoy lo he comprendido todo. Era un iluso pensando que la culpa era de unos pocos frikicofrades silbadores de solos de corneta y adictos a los izquierdos costaleriles. La cosa está aún más podrida de lo que pensaba.

Este día se han visto todas las vergüenzas que afectan a las hermandades de Sevilla y sin necesidad de retransmisiones rediofónicas ni televisivas de ninguna cadena local, sólo estando en la calle y en las redes sociales. Bienvenidos al siglo XXI y a la red 2.0.

Es lo malo y lo bueno de las hermandades y la Semana Santa, que siempre son fiel reflejo de la época en que se encuentran y ésta que nos ha tocado vivir es una época de crisis económica originada por años de un capitalismo extremo que ha conseguido apoderarse del alma del ser humano y reducir a mercancía de usar y tirar hasta lo más sagrado.

La mañana de circo de este viacrucisshore en que se ha convertido el viacrucis del año de la fe lo ha demostrado: sólo importa el ego de los de traje y corbata, el ansia de protagonismo y de vara en mano de aquellos mediocres y pobres catetos que necesitan ser el centro de atención para reafirmarse a sí mismos y no sentirse fracasados en sus vidas. Todo un espectáculo lamentable propio de carnaval quizás debido a unas vidas vacías, a una carrera profesional insatisfactoria, a unas ilusiones de grandeza que en algún momento se vieron truncadas y que por eso acaban en las hermandades, para al menos salir un ratito por la tele junto a algún político o arzobispo importante, para que sus madres se sientan orgullosas del hijo que nunca pudo llegar a ser ministro o juez.

Están jugando con algo que no les pertenece, con algo que hemos heredado y que debemos cuidar; un tesoro inmaterial de espiritualidad y belleza barroca que une a los vivos con los muertos y a todos con el misterio sagrado de Dios y la vida eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: